¿Cómo conservar los productos Ferrero?

 

Evita cambios bruscos de temperatura y la exposición prolongada a temperaturas mayores a 22°C ya que puede dañar la estructura y la experiencia de sabor.

El producto debe mantenerse lejos de productos con fuerte olor, tales como queso, perfumes, especias, ya que pueden afectar el sabor del producto.

Recomendamos almacenar en un lugar fresco y seco (18°-22°C). En caso de ser necesario conservar el producto en un refrigerador por un clima desfavorable, es importante ponerlo en un recipiente hermético para protegerlo.

Almacenar el producto alejado de fuentes de calor (hornos, tostadoras, parrillas, cajas registradoras, refrigeradores, aire caliente, radiadores) y lejos de la luz directa del sol (ventana/foco análogo). Dependiendo del tiempo expuesto, la calidad del producto puede ser afectada.

Es aconsejable evitar exponer el producto a una humedad superior al 60%, ya que podría alterar el aspecto y el sabor del producto.