Visor de contenido web Visor de contenido web

Con la apertura de su tienda de Alba, Pietro Ferrero empieza a cumplir su sueño de comercializar chocolate de alta calidad, accesible a todos los públicos.
Con la apertura de su tienda de Alba, Pietro Ferrero empieza a cumplir su sueño de comercializar chocolate de alta calidad, accesible a todos los públicos.
Ferrero inicia su primera producción a escala industrial.
Tras el éxito de la empresa en Italia, Ferrero empieza a producir también en el extranjero. En 1956 se inaugura una gran fábrica en Alemania, seguida en poco tiempo por la apertura de una nueva planta de producción en Francia. Ello supuso el inicio de la rápida expansión de Ferrero en Europa. Durante las décadas siguientes Ferrero prosiguió su expansión a escala internacional.
La marca Ferrero Rocher se lanza en varios países europeos. Su enorme éxito se reafirma una y otra vez gracias a su sorprendente envoltorio dorado y a la alta calidad de sus ingredientes.
Los primeros, emblemáticos e inolvidables, anuncios y campañas publicitarias televisivas de Ferrero Rocher.
Lanzamiento de Ferrero Rocher en España. A lo largo de los años siguientes la marca crece hasta convertirse en uno de los líderes en la categoría de chocolate premium.
Ferrero Rocher se comercializa en China, sentando las bases de su reputación nacional como pionero en la categoría de chocolate premium.
Ferrero Rocher se vende por primera vez en Rusia.
GRAND FERRERO ROCHER
Una nueva delicatessen de Ferrero Rocher - Grand Ferrero Rocher. Una esfera de exquisito chocolate cremoso y avellanas troceadas, con dos deliciosos Ferrero Rocher en su interior. El nuevo "Grand" regalo para compartir con tus seres queridos.
Más detalles
Lealtad y confianza
Nuestra constante atención a las necesidades de los consumidores es la base de nuestra política corporativa, inspirada en una transparencia máxima y en la excelencia en la calidad.

Nuestra lealtad hacia nuestros consumidores y la confianza que depositan en nuestros productos con sus compras cotidianas son la base de la duradera relación que hemos establecido con ellos.

Las normas de actuación de nuestra empresa se basan en la confianza mutua entre compañeros de trabajo, en una total transparencia y dedicación hacia el Grupo, así como hacia todos los actores de la sociedad civil con los que nos relacionamos a diario.
Innovación y creatividad
Todos los productos Ferrero son el resultado de ideas únicas, relevantes internacionalmente. Combinamos métodos modernos con una larga tradición y pasión que impregna todas las fases de nuestra Cadena de Valor, desde la investigación hasta el desarrollo del producto final.
Pasión por la calidad, la investigación y la innovación
Nuestro objetivo es crear productos únicos desarrollando procesos de producción y de investigación innovadores, así como recurriendo a nuestra propia tecnología. Para nosotros, los aspectos que hacen que nuestro viaje sea interesante son la pasión por la investigación, el deseo de romper paradigmas preconcebidos y la exploración de nuevos retos, lejos de las disciplinas tradicionales. Aplicamos procedimientos consolidados de calidad y trazabilidad con el fin de preservar las características nutricionales y organolépticas de nuestras materias primas.

Un elemento fundamental de nuestro éxito es la cuidadosa selección de materias primas de la mejor calidad, producidas en base a un riguroso código ético en cuanto a su origen, su cosecha y su elaboración. Dentro del contexto global de una creciente atención hacia temas como la nutrición y la actividad física, centramos nuestra estrategia de investigación y nuestras inversiones productivas en la creación de productos de alta calidad, cuidadosamente desarrollados en términos de porciones y valores nutricionales, de forma que puedan ser incluidos en una dieta equilibrada, con una atención especial a las necesidades de los niños y las familias.
Respeto y responsabilidad
Sobre la base del respeto que profesamos por el principio de igualdad de trato, fomentamos el desarrollo personal y profesional de todo nuestro personal. Ello nos ayuda además a reforzar nuestros fuertes lazos con las comunidades locales de los territorios en los que operamos. Nos comprometemos a evitar cualquier forma de discriminación en nuestras prácticas laborales, en todas las empresas del Grupo, desde el momento mismo de la contratación. El objetivo principal de nuestra estrategia laboral es establecer relaciones duraderas, inspiradas en los principios del crecimiento profesional y el reconocimiento del mérito. Garantizamos a nuestros empleados la libertad de pertenecer a sindicatos y reconocemos el papel que desempeñan dichos sindicatos en cuestiones contractuales.

La protección de la salud humana y el respeto por el medio ambiente son la base de nuestras prácticas operacionales. Gestionamos nuestras instalaciones mediante el uso de recursos sostenibles, tales como el agua, la energía, las materias primas y otros materiales, incluyendo el uso de recursos renovables. Abogamos por una reducción de nuestra huella medioambiental de cualquier forma posible, en especial reduciendo las emisiones, y eliminando y gestionando correctamente los residuos.

Respaldamos la protección de la dignidad humana así como el respeto absoluto e incondicional de los derechos humanos, allí donde operen las empresas del Grupo Ferrero.

Defendemos la abolición de la explotación laboral infantil así como de cualquier forma de trabajo forzoso o coercitivo, tanto en nuestra esfera de influencia como a lo largo de toda la cadena de producción mediante acciones legales específicas y una estrecha relación con las comunidades locales.
Integridad y sobriedad
Nuestra comunicación con los consumidores, incluyendo nuestra publicidad, respeta los valores de la dignidad humana, de la familia y de la infancia, en coherencia con nuestros principios éticos y morales. Dichos valores se basan en aconsejar un uso adecuado de nuestros productos y se inspiran en el fomento de un estilo de vida saludable. Nuestras prácticas de apoyo a las instituciones internacionales, nacionales y locales se basan en sólidos conocimientos científicos, inspirados siempre en la integridad intelectual y de comportamiento, así como en la transparencia.
Emprendimiento
Este emprendimiento puede vincularse con el término «iniciativa», un valor que encarna en sí mismo los conceptos de empresa y emprendimiento que nos impulsan para actuar siguiendo nuestra propia iniciativa con el fin de maximizar los resultados. La diferencia entre una estrategia brillante y el éxito radica en la capacidad para fijar una visión clara, en ser proactivo en las inversiones, en respetar puntualmente los propios compromisos y en conseguir la excelencia en la ejecución. El Grupo Ferrero ha sido merecedor de este éxito por su sólida y enraizada cultura del «aprender haciendo». Un elemento crucial de la sostenibilidad del modelo de Ferrero es la acumulación de conocimientos y habilidades técnicas en sus productos, mercados y frente a sus consumidores a lo largo del tiempo que nos guían en el camino que va de «crear valor» a reforzar el «valor de la creación». Una gran entidad colectiva animada por la confianza en el progreso y por la capacidad de vislumbrar un mañana mejor que el hoy. Y ello es así porque el mundo será siempre de aquellos que desean el éxito y la afirmación de sí mismos, así como de aquellos que tengan la determinación de buscar continuamente la excelencia.
Trabajar, Crear, Donar La Fundación Ferrero
Nos identificamos con el lema: «Trabajar, Crear, Donar», concebido e introducido por Michele Ferrero desde el inicio mismo de su actividad empresarial. En esencia, favorecemos la «ética de hacer» por encima de la «práctica de aparecer». Esta misma filosofía ha inspirado, y continúa inspirando a la Fundación Ferrero, consagrada a fomentar la relación del Grupo con sus jubilados a través de programas sociales y culturales, así como a fortalecer los lazos con las comunidades locales en las que operamos; el «Progetto Imprenditore Michele Ferrero», basado en las inversiones y el uso de los recursos derivados para mejorar las condiciones de vida de las comunidades de los países en desarrollo, con especial atención a los niños; el Grupo Ferrero en su conjunto presta su compromiso continuado a actividades de responsabilidad social como una parte integral de nuestra forma de ser y de operar desde nuestros inicios.